Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

"No soporto a los pelmas, y menos aun a los 'pesaos'"

Será la edad, pero uno ha llegado a cierto límite de saturación, y ya no tolera lo que antes soportaba con resignación digna de mejor causa. Lo diré rápido: no soporto a los pelmas, y menos aún a los pesaos. Hay una diferencia; los pelmas ignoran su condición, lo suyo es vocacional, nacieron así, como otros tímidos o perezosos. Los pesaos, sin embargo, se deben a un bien superior, y su pesadez es dictada por su labor misionera. Los pelmas son un poco sordos, y no atienden a las señales que usas para indicarle que no le escuchas, que estás a otra cosa, que eso que te cuenta por enésima vez te da igual, que no vas a hacerle ese favor que te pide y solicita por todos los canales disponibles en la actualidad, que son muchos. El pelma siempre llama dos veces, pero a la quinta suele desistir, si hay suerte. El pesao es más peligroso, pues se dirige a ti desde una supuesta superioridad moral. La señal inequívoca de encontrarse ante uno de ellos no falla: todos los pesaos se consideran depositarios de la Verdad, así, con mayúscula. Abundan en los acólitos de grupos religiosos, feligreses de la medicina alternativa y militantes de la izquierda litúrgica. El pelmazo mayúsculo se permite darte consejos que no le has pedido. Comparten procedimientos los fanáticos religiosos y la feligresía ideológica. En ambos casos nos encontramos en el campo de la creencia. Ejemplo: acudes a la presentación de un libro, y en lugar de hablar de literatura el autor te endosa un sermón político. Lo mismo ocurre con quienes cortan el mundo con el tajo de sus criterios morales. Si alguien no sabe a qué me refiero, le invito a que vea el vídeo de Monedero, en modo telepredicador del Medio Oeste, sermoneando sobre el Black Friday. Si prefieren la versión femenina, les invito a ver la intervención de Yolanda Díaz, digna de “Barrio Sésamo”, titulada “Toda política es climática”. Pero quien se lleva el premio gordo es el ministro Garzón y su vídeo sobre los juguetes sexistas. Qué suerte no ser niño, aunque nos traten como tales.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE