Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

"Camino reprocha esa manera falsa de ver el campo desde la ciudad"

Avatar del Pedro CharroPedro Charro09/01/2022
Merece la pena escuchar el vídeo de Camino Liria, la ganadera extremeña que ha respondido a las acusaciones del ministro Garzón -dedicado a atacar al sector ganadero en vez de defenderlo, algo así como si el ministro de sanidad se dedicar a denigrar a los médicos-, tildándole de ignorante y de que va a vaciar la España vacía todavía más. Mientras Camino, con un temblor en la voz, dice que el ministro no está la altura de representar a nadie y que está causando un gran daño al mundo rural, se oye el fondo el balido de las ovejas, como si asintieran. Ella abandonó a los 26 años su puesto de jurista en el administración para montar un granja de ovejas en Extremadura, y hoy tiene 6.000 cabezas, está muy comprometida con la ganadería sostenible, practica la trashumancia, lo que es un testimonio cultural e histórico de enorme valor, y cuenta con proyectos innovadores como la introducción de invernaderos, el control mediante drones y otras virguerías. De hecho, es la presidenta mundial de la ganadería sostenible. Camino acusa al ministro de no conocer el sistema productivo, de hablar de prácticas que no se dan en España, y que si existieran debería denunciar y de no comprender que la industrialización no se opone a la sostenibilidad, que las cosas se pueden hacer bien y a la vez contar con una dimensión rentable para subsistir. Ella se dedicó a las ovejas por vocación y disfruta de lo que hace, y reprocha esa manera falsa de ver el campo que a veces tenemos desde la ciudad, la del que cree que cuando pasea por una dehesa o un bosque está en territorio salvaje y no en uno humanizado, que tiene las huellas de siglos de explotación y que se ha conservado gracias a esos usos. Al oír a esta mujer, aunque esté dolida y sea parte interesada, comprendemos que se trata de la voz de quien está en contacto con la vida real y sabe de lo que habla, y que cualquier cosa que pretenda hacer el gobierno con la producción de carne no puede hacerlo de esta manera. No es una derecha intolerante la que ha reaccionado a las palabras de Garzón, como he leído, sino gente como Camino que no se merece algo así.
volver arriba

Activar Notificaciones