Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

La aparición de los exámenes perdidos en Murchante

El alcalde y presidente del tribunal de la oposición confirma que los exámenes aparecieron antes de repetirse la prueba, pero rebate afirmaciones del sindicato Afapna

Ampliar Fachada del ayuntamiento de Murchante
Fachada del ayuntamiento de MurchanteBlanca Aldanondo
  • Luis Sancho
Publicado el 27/02/2022 a las 06:00
En relación a la noticia aparecida en Diario de Navarra el pasado 24 de febrero, en la que el sindicato AFAPNA asegura que han aparecido los exámenes perdidos en Murchante, tras una prueba para la provisión de una plaza de Oficial Administrativo para su Ayuntamiento, el alcalde de Murchante y presidente del Tribunal examinador, confirma la certeza de esa noticia.
Reconocido el hecho, y volviendo a pedir disculpas a todos los opositores por los perjuicios creados, es necesario aclarar una serie de puntos sobre la publicación de la noticia.
Se dice que el sobre extraviado con los exámenes de la primera convocatoria apareció en un cajón, afirmación que es falsa. Los sobres aparecieron entre medio de los existentes en la caja de donde se cogieron los sobres necesarios para la realización de la prueba, caja que está en unos armarios a los que tenemos acceso cualquiera de quienes estamos en esa instancia para el desarrollo de nuestras funciones.
Con los sobres nuevos cogidos para la prueba, aparecieron trece de los que correspondían a la prueba inicial, constatándose posteriormente la existencia de los veintisiete restantes y tras los que había más sobres nuevos. Este hecho, tal y como se relata, se ha comunicado a Policía Foral, como parte de la denuncia interpuesta por el alcalde tras la desaparición de los exámenes de la prueba celebrada inicialmente, y que quedó anulada por el tribunal del concurso oposición por el mismo motivo.
Se dice que AFAPNA comunicó, tras dicha aparición, que la prueba no se debería realizar. Nuevamente, afirmación falsa. Nadie del tribunal presente en el comienzo de la prueba (secretario y tres vocales, uno de ellos empleado del Ayuntamiento y representante de los trabajadores), recibió requerimiento semejante, ni por parte de AFAPNA, ni de otro sindicato ni de persona particular.
Independientemente de todo esto, conviene reseñar que la prueba inicial estaba anulada por el tribunal correspondiente, por lo que los exámenes aparecidos no cuentan, salvo que alguien con autoridad diga lo contrario, además de que la cadena de custodia de esos exámenes se ha visto rota durante los tres meses que han permanecido sin que se supiese su paradero. Las dudas iniciales de qué pasó con ellos persisten, por lo que el expediente sigue abierto en Policía Foral.
Los exámenes aparecidos quedan en el expediente como parte del mismo.
Todo lo acontecido en torno a este asunto no es deseable para nadie, pero una vez que ha sucedido, se han dado todas las explicaciones necesarias por parte del Ayuntamiento, como no puede ser de otra manera, y hay un tribunal que está trabajando con seriedad y profesionalidad, tomando decisiones en dos sentidos.
Uno, que los opositores puedan realizar su opción de acceso a la plaza ofertada con la mayor transparencia posible. Y otro, que el Ayuntamiento se provea de esa plaza, indispensable para poder ofrecer los servicios que los vecinos de Murchante necesitan y merecen.
El tribunal ha redactado actas de todo lo sucedido y de las decisiones tomadas, consensuadas todas ellas, y han sido firmadas por la totalidad de sus miembros.
Cada cual puede pensar como considere, pero sería saludable que este sindicato informase y contrastase las informaciones a trasladar a la opinión pública, ya que el daño que se puede causar es grande, sin que nadie salga beneficiado.
Por último, y a título personal, decir que para nada considero doble chapuza reconocer y tratar de enmendar, de la mejor manera posible, todo lo relacionado con un hecho tan desgraciado como fue la no localización de los exámenes realizados el pasado 16 de noviembre.
volver arriba

Activar Notificaciones