Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Diario de un Convoy | Día 0

A pesar de la tormenta

El colegiado navarro Eduardo Prieto Iglesias cuenta desde este domingo, 24 de abril, en Diario de Navarra sus vivencias como miembro del convoy humanitario de SOS Ucrania que parte hoy desde Pamplona, con el objetivo de llevar ambulancias dotadas con material quirúrgico y sanitario

Pudiera parecer que todo empezó con la salida del convoy el día 22 de abril, pero estaríamos siendo injustos con el nacimiento de la organización que da vida y canaliza gran parte de la ayuda navarra para Ucrania.
Todo comenzó un 7 de marzo, cuando empezó la tormenta. Cuando el ejército ruso, tras varios años de ocupación de territorios ucranianos, decidió que no era suficiente. Que había que apretar más y que empezaba el terror. Ese día, un grupo de personas, hombres y mujeres valientes, solidarios, y decentes, también decidió que Ucrania no iba a estar sola. Y a partir de ahí comenzó la historia del clúster SOS Ucrania. Han sido muchas actuaciones y ejemplos de humanidad los llevados a cabo, pero han sido los suficientes como para darse cuenta de que nunca es suficiente. Qué paradójica es la vida… a veces, cuanto más actúas, más sensación de estar lejos del objetivo tienes. Sin embargo, en esa búsqueda del camino correcto, más te esfuerzas, más te focalizas y más te comprometes.
Desde este domingo, tengo el honor de formar parte del convoy solidario que el clúster SOS Ucrania lanza hacia el país. Varios vehículos sanitarios (ambulancias y todoterrenos), cargados con material de primeros auxilios y esperanza parten hacia la terrible tormenta creada por Rusia con el ánimo de poder ayudar a los sanitarios que, de primera mano, están viviendo y sufriendo las devastadoras consecuencias de la ocupación rusa.
Somos plenamente conscientes de que las aportaciones llevadas a cabo por el clúster no van a servir para detener totalmente la guerra; ojalá fuésemos capaces. Pero en el tiempo que he compartido con ellos, cuando he observado cómo trabajan, cómo planifican y cómo derrochan humanidad por todos los poros de su piel, he sabido entender el fondo de la cuestión.
El motor por el que todos los integrantes de SOS Ucrania se mueven y respiran es el de querer creer, compartir y transmitir el espíritu de las palabras del periodista y escritor uruguayo Eduardo Galeano: “Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo”. Eso es SOS Ucrania.
Hace ya unos años escuché una frase que apunté en un papel para asegurarme de que nunca se me olvidase: “No importa con cuánta gente comiences una aventura; cualquier causa digna de batirse por ella atraerá a la cantidad de gente suficiente como para llevarla a cabo”.
Afortunadamente, el paso del tiempo, las experiencias y la perspectiva que te va dando la vida a medida que cumples años ha ido validándola la mayoría de las veces. Pero si en algún momento ha alcanzado su máxima expresión ha sido ahora, con este proyecto solidario. Nunca jamás pensé que se podrían abrir tantas puertas ni que se podría recibir tanta ayuda de particulares y empresas que decididamente y confiando absolutamente en nosotros, han querido aportar y colaborar.
Vosotros, personas de bien, ciudadanos anónimos, autónomos, empresas, estudiantes, asociaciones… vosotros sois los que le dais sentido a todo esto. Nosotros sólo somos unos meros facilitadores; una correa de transmisión que une vuestra solidaridad con las necesidades más apremiantes de las personas que están sufriendo y muriendo.
Vosotros sois los que le dais sentido a esto, con determinación, a pesar de la tormenta.
Mi eterno agradecimiento.
¡¡RESISTE, UCRANIA!!
Eduardo Prieto Iglesias es árbitro
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora