Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Diario de un convoy | Día 2

Sólo es trabajo en equipo

El colegiado navarro continúa contando en Diario de Navarra sus vivencias como miembro del convoy humanitario de SOS Ucrania que partió el domingo para llevar material sanitario al país

Es posible que pueda ocurrir que muchas veces estemos perteneciendo a equipos de trabajo sin ser conscientes de ello. Esta circunstancia se podría dar principalmente (en mi humilde opinión) porque quizás tengamos interiorizado en nuestro subconsciente una especie de “definición” equivocada con respecto al concepto de “equipo”.
He de reconocer que he tenido mucha suerte en la vida. Tengo un trabajo apasionante con el que no puedo ser más feliz y que me ha permitido crecer, aprender y madurar de una manera de la que me siento orgulloso. He podido viajar, hacer amigos, conocer lugares maravillosos, desarrollarme en un entorno que no se podría explicar con palabras. Por mucho que me esforzase en describir lo que se siente cuando uno está en el césped verde, entre esas cuatro líneas blancas, con un balón de por medio, sería absolutamente imposible el que pudiera transmitir esa sensación única de mariposeo en el estómago y de concentración llevada al estado máximo durante 90 minutos. Así es el fútbol y, en general, con esas circunstancias tan volátiles, inciertas, complejas y ambiguas, es la vida.
A lo largo de mi carrera deportiva (25 años…cómo pasa el tiempo) he podido conocer los entresijos de los equipos y los jugadores. La idiosincrasia única de un equipo de alta competición. Las normas y códigos (la mayoría de veces no escritos) de un deporte universal y social.
Sé qué es un equipo. Lo vivo y lo siento cada fin de semana, cuando mis asistentes, mi cuarto árbitro y mi equipo de VAR compartimos partido y responsabilidad. Y sé que nada une más que un objetivo común. No hay nada más poderoso que la energía que desprende el trabajo conjunto de un equipo cuando todo él está alineado en torno a un propósito, por encima (muy por encima) de los intereses personales. Así es como he visto que se construyen y se alcanzan los grandes retos. Nada más…y nada menos.
Tengo el enorme honor de estar perteneciendo a un equipo de personas extraordinarias que tienen como foco y misión el objetivo más noble que pueda existir; el ayudar a quien lo necesita, lo pasa mal y está sufriendo. Y tengo el inmenso placer de formar parte y compartir misión con destino a la frontera de Polonia con Ucrania.
Cuando, de forma inevitable, antes del convoy, pensaba (en esas típicas noches de duermevela que se me han ido acumulando estos últimos días) cómo se iba a hacer, no terminaba de saberlo…el desconocimiento, la novedad, la incertidumbre, la mayoría de las veces, nos nublan y ciegan el sentido, haciéndonos caer en las dudas.
Pero en los días que llevamos en esta misión, desde su concepción hasta su ejecución (ahora en curso), he visto con nitidez la solución. No le demos más vueltas, ni busquemos soluciones mesiánicas a los grandes problemas. Simplemente…es trabajo en equipo.
Seguimos en ruta, avanzando fuertes y con determinación. Recordad. No hay nada más poderoso que la energía que desprende un equipo cuando todo él está alineado en torno a un propósito tan noble.
RESISTE, UCRANIA…!!
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora