Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

"Escribo esta columna antes de que arda la calle al sol del poniente"

Escribo esta columna antes de que arda la calle al sol del poniente. En la Gran Vía las lagartijas están sacando las sombrillas y mi perro me mira sin disimular un reproche: ¿por qué me has traído aquí? Razón no le falta. En el centro de Madrid he visto un espejismo: una caravana de beduinos vendía camisetas del Liverpool. Treinta y siete grados y un montón de huesos. Para sacar al perro con garantías de regresar vivo, hay que hacerlo a las ocho de la mañana, cuando los termómetros marcan unos agradables veinte grados y una ligera brisa llega desde la sierra hasta el Parque del Oeste. A partir de las cinco de la tarde, los suicidas torrefactos se tienden en bañador y bikini. Era en mayo cuando llegaba la calor, según el romancero. No me gustan los refranes, pero el cambio climático va a obligar a trastocar los dichos populares. Hasta el cuarenta de mayo, si llegas vivo es de milagro. Llega el calor, tituló Chester Himes -el primer escritor negro de novelas negras-, una de sus ficciones más violentas. Él mismo fue un escritor delincuente -cumplió condena por robo a mano armada- y fue un gran activista en favor de los Derechos Civiles de los negros. Se trasladó a Francia, donde consiguió el reconocimiento, hasta que en 1984 se exilió a la costa alicantina, donde murió en el más absoluto olvido. No sabía cómo las gastamos aquí. Este año habrá muchas lipotimias en la Feria del Libro, y no sólo entre los lectores. Confío que en la caseta de mi editorial tengan a mano un botijo. “El sol me cegó”, es la causa que esgrime ante el juez el personaje de El extranjero de Albert Camus para justificar su crimen. Así pues, no es extraño que las sesiones de control al Gobierno hayan subido el tono, ya de por sí propio de programa de telebasura, hasta niveles de telerrealidad política. Escucho las intervenciones mientras me afeito y no hay miércoles en que no me corte con la cuchilla. Mucho me temo, ay, que el cambio del clima político nos traerá la progresiva desertización de la clase política.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE