Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Sánchez mueve ficha tras el fracaso del 19-J

"La necesidad de medidas de apoyo a los sectores más desfavorecidos no puede ser confundida con acciones populistas cuya principal prioridad sea la electoral"

Avatar del Editorial DNEditorial DN22/06/2022
Tras el descalabro en las elecciones andaluzas, Pedro Sánchez está obligado a recuperar la iniciativa y el pulso político si no quiere que su propósito de agotar el año y medio que resta de legislatura se transforme en una inagotable pesadilla. Si algo demostró el 19-J, en el que el PSOE y el conjunto de la izquierda sufrieron un varapalo histórico en su principal bastión, la comunidad más poblada de España, es el acusado desgaste del Gobierno, cuyas causas merecen una atenta reflexión de los partidos coaligados en él. De entre todas ellas -incluidos sus pactos con los independentistas y las reiteradas contradicciones entre los socios-, el presidente ha decidido actuar de inmediato en las de índole económica en un intento de atajar el profundo malestar social provocado por una inflación fuera de control, que penaliza sobre todo a las rentas más modestas y será mucho más duradera de lo previsto. No es casual que, frente a los crecientes indicios de cambio de ciclo, la respuesta haya sido la convocatoria de un Consejo de Ministros extraordinario el próximo sábado para adelantar nuevas medidas anticrisis. El plan de choque aprobado por el Ejecutivo para paliar los efectos de la guerra en Ucrania, con resultados inferiores a las expectativas creadas, está vigente hasta el día 30. En vez de prorrogarlo sin más, La Moncloa pretende aplicar un paquete más ambicioso que refuerce la protección social y envíe una nítida señal al electorado de izquierdas. Ya han surgido encontronazos públicos entre ministros del PSOE y Unidas Podemos a propósito de algunas medidas en otra muestra de pulsos entre aliados que dañan la imagen del Gobierno. El movimiento de Sánchez tiene sentido político. Pero la experiencia reciente prueba la escasa capacidad del Ejecutivo para intervenir con éxito en los mercados y contener la inflación cuando hay por miedo un factor tan fuera de su esfera de influencia como la guerra de Putin. La necesidad de medidas de apoyo a los sectores más desfavorecidos no puede ser confundida con acciones populistas cuya principal prioridad sea la electoral.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones