Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Fiestas

¿Necesitan las fiestas un gran concierto?

Del último pelotazo veraniego al vals de astráin, del herri kirolak a los artistas callejeros. Pamplona en San fermín es un hervidero de propuestas culturales, a veces ahogadas en el alcohol de la fiesta. ¿ha llegado el momento de replantearse la oferta? ¿necesitamos una gran propuesta que genere nuevos públicos y nuevas formas?

Ilustración de uno de los conciertos de San Fermín de años anteriores
Ilustración de uno de los conciertos de San Fermín de años anterioresDN
  • Ruperto Mendiri
Publicado el 10/07/2021 a las 06:00
San Fermín. Dos palabras que hacen voltear el mundo en Pamplona -cercenadas dos años de nuestro verano- y una marca comercial virgen, casi inexplorada, pese a ser el binomio de mayor proyección internacional de la ciudad. Fue en las páginas de Diario de Navarra, al inicio de esta legislatura -la pandemia era entonces un mal sueño-, cuando el propio Enrique Maya ya sugería dar una vuelta y reformular de alguna manera el programa cultural que acompaña a los Sanfermines. La oportunidad para repensar la oferta de la ciudad festiva ha venido de la mano de dos suspensiones consecutivas. Y no, no se trata de eliminar la parte popular de las fiestas. El consenso es pleno respecto a su pervivencia e importancia como esencia de San Fermín.
Hablamos con la concejala de Cultura, María García-Barberna, quien lanza algunas reflexiones para tomar nota. “¿Tienen sentido siete escenarios en los que el propio Ayuntamiento se contraprograma?”, se pregunta. Pese a la buena voluntad municipal de diversificar la oferta, lo cierto es que, al menos entre semana, algunos conciertos quedan deslucidos, sin apenas público y con un impacto pequeño en la hostelería próxima. La titular de Cultura no descarta un concierto de relumbrón, y de pago, en el flamante Sadar, por ejemplo. Una idea que también secundan promotores como Jokin y Ana Zamarbide (de In&Out), con un gran “concierto estrella” que se convierta en la sorpresa de cada edición de las fiestas.
Elisa Arteta, bailarina contemporánea y una de las cuatro directoras del Centro Huarte, vuelve su mirada hacia los históricos Encuentros del 72 de Pamplona, un evento que nos situó en el mapa de la modernidad. Javier Muruzábal, gerente del Zentral y en el equipo del Festival Santas Pascuas, también apuesta por estrellas icónicas en una colaboración público-privada.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones