Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Energía

Gas natural o bombona de butano: ¿qué es mejor para ahorrar?

El alza de los precios energéticos está obligando a muchos hogares y empresas ha optimizar sus gastos

Ampliar x
Imagen de una cocina a gas123RF
Publicado el 21/01/2022 a las 11:23
Ante el alza continuada de los precios de la energía, muchos consumidores están estudiando con lupa los gastos de la factura energética de su hogar, con el objetivo de optimizar y reducir costes. Son muchas las consultas a Consumidores Irache sobre esta cuestión. Y en este contexto, surge la pregunta: ¿gas natural o bombona de butano, qué es mejor para ahorrar?
Cualquiera de los dos son suministros eficaces, y se emplean en cocinas, además de abastecer agua caliente y calefacción. Pero su naturaleza y comercialización difieren considerablemente. El gas butano es un gas licuado y se extrae directamente del petróleo. Se distribuye comúnmente en bombonas, con su característico color naranja. En cambio, el gas natural es de origen fósil y se extrae directamente del suelo. Su distribución se realiza mediante gasoductos y llega a hogares, locales e industrias a través de una infraestructura de cañerías.
A la hora de ahorrar mes a mes, elegir un gas u otro depende de diversas circunstancias. Como norma general, los expertos recomiendan la instalación de gas natural por ser más barato a largo plazo, si bien es cierto que el momento de su contratación, es necesaria una inversión inicial a modo de instalación. El consumidor está obligado a pagar unos derechos de alta y acometida.
En cambio, el uso de las populares bombonas está recomendado en zonas donde no llegue el gas convencional por ausencia de tuberías, o en lugares de climas templados y cálidos donde el uso de la calefacción sea residual. También su empleo está generalizado en hogares como segundas residencias bajo estos factores. Juega en su contra el precio récord de la bombona, que según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), ha sufrido la octava subida consecutiva y ahora asciende a casi 18 euros. 
Este alza en los precios de la bombona “apretará todavía más el cinturón de los hogares consumidores de butano, que tienden a ser de familias con menos recursos o que viven en zonas en las que escasean las alternativas. Esta no ha sido una subida inesperada, es cierto, pero eso no la hace menos dolorosa”, denuncia la OCU en su página web. 
volver arriba

Activar Notificaciones