Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Gastronomía

El mundo en bocados de queso

Miles de personas visitan estos días el International Cheese Festival de Oviedo

Ampliar Miles de personas degustan y compran estos días en el International Cheese Festival de Oviedo cientos de variedades de queso
Miles de personas degustan y compran estos días en el International Cheese Festival de Oviedo cientos de variedades de quesoEFE
  • EFE. Oviedo
Publicado el 06/11/2021 a las 11:58
Miles de personas degustan y compran estos días en el International Cheese Festival de Oviedo algunas de los cientos de variedades de quesos procedentes de casi todos los rincones de España y de varios países del mundo, como Japón, Francia, Italia, Ucrania y Rumanía.
Desde el jueves el público abarrota el Palacio de Congresos de la capital asturiana, donde ha tenido ocasión de viajar a través de los sabores de estas piezas queseras y de recorrer la exposición donde se muestran las más de 4.000 que han participado en el World Cheese Awards (WCA), de zonas tan dispares como la India o Kazajistán.
Olavidia, un queso de cabra de raza malagueña elaborado por la quesería familiar Quesos y Besos, ubicada en Guarromán (Jaén), se alzó el miércoles como el mejor queso del mundo y el producto estrella de estos días, que, en tan solo 45 minutos, agotó las 300 piezas que había puesto a la venta en las instalaciones ovetenses.
Las largas colas de personas en el expositor de esta empresa, creada en 2017 y que cuenta con ganadería propia, han sorprendido a Paco Romero, el propietario junto con su mujer Silvia Peláez, quien afirma que se siente "desbordado" por la repercusión y la avalancha de pedidos que ha tenido este queso de formato cuadrado, que cuenta con un proceso de maduración con mohos y carbón vegetal de entre 15 y 20 días.
El Cheese Market del festival es un escaparate con 65 puestos donde los productores muestran la esencia de 400 variedades de sus singulares ruedas y cuñas (un pequeña parte de las que han optado al WCA) con el objetivo de "posicionar los quesos de todos los países en la alimentación del futuro, que tiene que ser sana, saludable y al alcance de todos", sostiene su directora, Luisa Villegas.
Esta "despensa" ofrece una amplia representación de productos de todas las partes de España, algunos de los cuales atesoran numerosos reconocimientos, como Cremositos del Zújar, una torta extremeña de leche cruda de oveja merina, cien por cien artesanal, galardonada como el segundo mejor queso del mundo en el WCA celebrado en San Sebastián en 2016.
Antonio González, uno de los responsables de la productora Arte Serena que los elabora, se muestra convencido del nivel que tiene España en la elaboración de estos lácteos y que es "superior" al de Francia, conocido como el país de los mil quesos.
"Pero nos cuesta promocionarnos, no protegemos suficientemente nuestros productos en el exterior", reflexiona.
Precisamente, este festival está sirviendo a compañías como la de Antonio Marqués, que elabora las piezas de Marqués de Mendiola en Ciempozuelos (Madrid), para posicionar sus elaboraciones en otro tipo de mercados.
Para ello, se ha puesto en marcha un foro agroalimentario con el propósito de que elaboradores, compradores y compañías intercambien visiones y establezcan alianzas.
"Estamos haciendo contactos empresariales. Hemos cerrado reuniones con numerosos países", dice en este sentido Toño Puente, al frente del expositor de la quesería asturiana Rey Silo, de la que desde 2015 es socio el cocinero José Andrés, Premio Princesa Asturias de la Concordia 2021.
El Principado, considerado la mayor mancha quesera de Europa al albergar más de 300 variedades, cuenta en el festival con una nutrida representación de empresas del sector, como la quesería Asiegu, donde trabaja Rocío Bueno.
Según destaca, los asistentes valoran de manera especial los procesos de elaboración artesanales como los de su compañía, que fabrica quesos cabrales con leche ecológica de vaca de ganadería propia que se alimenta la mayor parte del año de pasto y está en libertad.
También ponen en valor "lo diferente": El Japan Cheese Council, una organización asiática que promociona el valor del queso japonés en el mundo, ha sido una de la representaciones que más interés ha despertado, aunque los visitantes no pueden hacerse con ninguna de las piezas.
Así lo señala Malory Lane, al frente de este expositor, quien apunta que el país nipón está trabajando para comenzar a vender los lácteos fuera de sus fronteras, algo que actualmente no está permitido.
Otros países como Rumanía están teniendo un notable éxito en el festival, donde Laura Ion, mánager de la empresa Five Continent, da a probar el Monasterio de Horesu, un queso "estilo Manchego" elaborado a partir de leche fermentada de ovejas alimentadas en los verdes pastos de los alrededores del municipio de Valcea.
"Son quesos a los que no se pueden acceder todos los días. Estamos descubriendo productos muy llamativos", señala José García, empleado de la tienda gourmet Manduca, en Oviedo, dispuesto a tomar nota de todas las novedades de la feria y poder hacerse con algunas de ellas.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones