Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Gastronomía

Angelita Alfaro: “La mejor medicina es un buen plato de verdura”

Las verduras son las protagonistas del último libro de Angelita Alfaro. Editado por Planeta, ‘Te quiero, verde’ incluye,  además de 170 recetas, poemas a la verdura y un calendario de temporada. Ya está en las librerías

Ampliar Angelita Alfaro con el libro nuevo y el Premio Navarra de Gastronomía que recibió en 2009
Angelita Alfaro con el libro nuevo y el Premio Navarra de Gastronomía que recibió en 2009Jesús Caso
Publicado el 14/03/2022 a las 06:00
El otro día el seguro mandó a un chico a arreglarle la caldera a Angelita Alfaro (Cervera del Río Alhama, La Rioja, 1941). Se fue comido. “Es que de esta casa no se va nadie sin comer”, dice Angelita extrañada con mis risas. Como si lo raro hubiera sido no sentarle a su mesa. Cardo con jamón, lomo con pimientos del piquillo y una tarta de manzana reineta fue el menú. “Y cuando acabó me dijo: ‘Pues después de esta comida ya me pueden mandar a la guerra’ y me hizo una gracia... Daniel se llamaba, qué majo”. Angelita en estado puro. La misma que acaba de hacer 60 magdalenas para repartir. “Ayer me trajeron el saco de harina y me dijo el repartidor ‘¿Oiga, usted sabe que hay pastelerías que gastan menos harina que usted?” La misma que la semana pasada cumplió 81 años entre cazuelas y pucheros. “Me han sentado estupendamente.” La misma que acaba de publicar su libro de recetas número veinticinco. “Una declaración de amor a la cocina vegetal tradicional” como dice su portada.
Angelita, ¡usted es que todo lo hace con amor!
Ah sí, sí. Yo pongo mucho cariño a todo lo que hago. Pero es que este libro tiene doble amor porque además de recetas están incluidos los poemas que les he ido escribiendo durante más de treinta años. Les dije a los de Planeta “si no los ponéis no lo hago”. ¡Es que no hay nadie que haya hecho eso antes!
¿Por qué solo verduras?
La mejor medicina es un plato de buena verdura. Hay que comer sano y bien para estar decente, porque la salud es una cosa muy seria. Y tenemos nosotros en Navarra una verdura que es lo más ¡Cómo no iba a dedicarle un libro!
Le siguen prologando los libros gente muy importante.
Decía mi madre: “Cuando necesites algo, hija mía, ve a la fuente y no al regacho”. Y yo a la fuente que me fui, a Rafael Moneo, a Juan Mari Arzak y a su hija Elena y a Luis Irizar que sirve este libro también como homenaje porque murió mientras lo terminábamos y su prólogo se vuelve especialmente emotivo. Al final del libro sale el poema que le escribí cuando me invitaron a su homenaje en el Basque Culinary Center hace unos años. Eran 200 cocineros y yo la única mujer. Se lo leí a él en directo y su mujer lloraba.
Y este libro viene, además, con calendario para saber qué verduras se recogen en cada estación
Tenemos que agradecerle a Juan Mari Zabalza que fue a la escuela con mi marido, a los Salesianos , y que como gran hortelano que es nos ilustró para hacer el calendario. ¡Cuánto se aprende los mayores! Son pozos de sabiduría.
No se incluye en mayores, ¿eh?
¡Ayyy madre, es verdad! Qué pava soy, como dicen en Peralta. Lo gordo del caso es que no me veo con 81 años. Tengo que mentalizarme.
¿Le gusta cocinar o le gusta cocinar para hacer feliz a otros?
Yo para mí sola no sé cocinar. No me gusta. Yo pongo siempre el kilo de garbanzos y lo que sobra lo meto en tuppers para repartir. El primero que se presenta en casa le planto el tupper. Eso lo tiene asegurado. Me gusta mucho repartir. Desde octubre he mandado 200 kilos de mazapan. Yo engordo de felicidad al repartir. Me inflo.
¿Cuál sería el menú de su última cena?
Pues como soy tan osada pediría una menestrica. Luego un corderico al chilindrón, un jarretico, que me pirra. Y de postre me gustan mucho unos dulces de La Rioja que son los fardelejos, que son encantadores. O mejor una coronica de coco que es más ligera.
¿¡Qué más da que sea más ligera si va a morir, Angelita?!
Ya, que he pensado que igual se me trabaría pero qué va, yo sé que me lo tragaría todo porque a tragar no hay quien me gane (carcajadas). Tengo un apetito descomunal y me tengo que estar frenando toda la vida.
¿Qué tal han sido estos últimos años extraños?
Esta asquerosa pandemia he notado yo que le da mucha facilidad a la gente para quitarse de encima a los mayores. “Ayyy no podemos ir a verte porque nos vamos a contagiar” (dice con tono de burla). Yo me pongo una careta de esas de recoger la miel si hace falta, pero me voy a ver a mis hijos y a mis nietos y a mi nieta y salto una tapia si hace falta. Bueno, en realidad no puedo saltar ni una banqueta ( y estalla en otra una carcajada).
¿Qué libro le falta por publicar?
Me falta el broche de oro. Tengo 900 recetas nuevas escritas ya. Ese va a ser el Libro Gordo de Petete. ¡ Si es que me salen las recetas que me tengo que frenar! Me pego unos veranos que no veo ni la hierba, delante del ordenador. Y eso que nos llevamos mal. Las tengo casi todas en la cabeza, las pruebo, las cambio... Esto es mi vida.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE