Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Meteorología

Círculos polares ártico y antártico: características y su relación con el cambio climático

El deshielo del Ártico podría estar acelerando el cambio climático, según Greenpeace

Ampliar x
Un oso polar nada en el ÁrticoCEDIDA
Publicado el 26/11/2021 a las 13:43
Los círculos polares, como indica su propio nombre, se ubican en los polos del planeta, es decir, en las zonas donde intersecta el eje de rotación de la Tierra con la esfera celeste o terrestre. Es el paralelo que se encuentra a una latitud de 66º 33' 46".
Al norte de esta latitud se fija el círculo polar ártico, y al sur, el antártico. Debido a que el eje de la Tierra se encuentra inclinado respecto al sol y al influjo de las estaciones, en estos dos lugares se producen los fenómenos de noche polar, que se prolonga por más de 24 horas, o su contrario, sol de medianoche: más de 24 horas de sol sobre el horizonte.
En el círculo polar ártico confluyen límites geográficos de países como Noruega, Rusia, Dinamarca (Groenlandia), Estados Unidos y Canadá, mientras que el círculo polar antártico alberga prácticamente a la mayoría del continente antártico.
Pese a que son el congelador del planeta y se encuentran en los extremos, el deshielo que están sufriendo en los últimos años está teniendo un efecto dominó en el resto de la Tierra y podría acelerar el cambio climático en otras partes del mundo. Basta un dato: el grosor del hielo ártico ha disminuido un 40% en los últimos 30 años. Esta sería una estimación de la situación climática de la Tierra si la temperatura subiera 3 grados
Un informe de Greenpeace, publicado en su página web, indica que “hay indicios que señalan la existencia de una relación entre la pérdida del manto de hielo ártico y el cambio en los patrones de circulación atmosférica y la circulación oceánica”. Este organismo ha observado que los años cálidos en el Ártico han causado patrones meteorológicos “persistentes y anómalos” en el hemisferio norte. Por ello, Greenpeace alerta de que según desaparezca el hielo ártico, “es probable que los episodios meteorológicos extremos sean más comunes en el futuro, habrá más probabilidad de sufrir olas de calor, inundaciones y tormentas muy intensas”. Su estudio apunta a que España sería uno de los países afectados, donde aumentaría el nivel del mar con efectos negativos para el turismo
volver arriba

Activar Notificaciones