Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Ampliar Mirador de Zamariain

Puente de diciembre 2021 en Navarra: las mejores escapadas de un día

Y además… Si quieres quedarte al calor del hogar, te recomendamos 9 ideas caseras insuperables para días lluviosos

  • Andrea Incera
03/12/2021
Han llegado los días más esperados del año. Ni el mal tiempo ni la pandemia van a poder con el puente. Todos queremos seguir descubriendo nuevos rincones de la Comunidad foral.
Por ello, te proponemos las mejores escapadas de un día para que disfrutes de los secretos mejores guardados de Navarra. Descubre con tus propios ojos lo que te deparará cada lugar y déjate seducir por el encanto mágico y níveo del invierno.
Espera… ¿Te vas a quedar en casa? ¿Odias la lluvia? ¿Y tener las manos frías todo el tiempo? ¿Mancharte las botas de barro y tener que lavarlas después?
Pues… ¡no desesperes!
Este artículo también es para ti. Si quieres quedarte al calor del hogar, esconderte bajo una mantita calentita de cuadros pero a la vez temes porque no sabes cómo entretener a los niños…
Te sugerimos 9 ideas caseras insuperables para días lluviosos para que toda la familia (y tú) disfrutéis a lo grande este puente de diciembre.
¡Apunta todos los planes! Que nunca se sabe…

Propuesta 1: deleitarse con las vistas de Abaurrea Alta, comer en Garaioa y entusiasmarse con el mirador de Zamariain

Abaurrea Alta es uno de los pueblos más bonitos del valle de Aezkoa. Muchos lo conocen como el balcón del Pirineo por sus espectaculares vistas. Sin lugar a dudas, no te puedes perder su ermita de San Miguel, que parece sacada de un mágico despoblado; el Museo de Estelas (también conocido como jardín de estelas) que te descubrirá todos los secretos sobre este símbolo tan representativo. Cuando hayas terminado la pequeña visita cultural, puedes dirigirte hacia el mirador de Abaurregaina para disfrutar de una panorámica sin contemplaciones.
Pero si esto te pareciera poco, puedes ir a comer a uno de los pueblecitos más acogedores del valle y donde merece la pena parar a descansar: Garaioa. Si eres un gozoso de las vistas, te recomendamos que emprendas una ruta hasta el mirador de Zamariain. Atravesando un camino de imponentes hayas, y tras andar 49 minutos, llegarás a un rincón que, te aseguramos, te maravillará.
Si aún tienes energías y quieres disfrutar algo más, te recomendamos que, de camino a Pamplona, hagas una parada en el hórreo de Erdozáin, ubicado en las entrañas de lo que fue un palacio otrora.
Mirador de Zamariain
Mirador de Zamariain

Propuesta 2: ir a Gastiain, en pleno valle de Lana, en Tierra Estella, cenar en Estella y emocionarte con su iluminación navideña

A merced de la sierra de Lóquiz y a faldas del monte Gastiáin de 1065 m, esta localidad -ubicada en el valle de Lana en Tierra Estella- es perfecta para los amantes del BTT y del senderismo. Pero además, el pequeño pueblo tiene un encanto especial y único. 
Entre el regacho de Narre y el río Gastiáin, en un enclave casi de cuento de hadas, se erige imponente la iglesia de San Saturnino, construida en el siglo XVI y reformada en el Barroco.
Pero lo curioso radica en la ermita San Sebastián, de nave rectangular y estética rural. Situada en un montículo a las afueras del pueblo, para su construcción se usaron lápidas romanas que posteriormente, fueron trasladadas al Museo de Navarra.
Si después de una ruta BTT o de senderismo y de visitar sus monumentos deseas más actividades antes de regresar, te recomendamos que cojáis el coche y os dirijáis hasta Estella para ver su espectacular alumbrado navideño y su abeto de 10 metros.
Inauguración de la iluminación navideña en Estella
Iluminación navideña en EstellaMontxo A. G.

Propuesta 3: conocer Otsa, uno de los pueblos despoblados del valle de Arce

La historia emana a lo largo y ancho de todo este valle y en él, emergen numerosos pueblos donde ya solo habitan los fantasmas (o tal vez hasta ellos se hayan ido también...).
Al lado de la foz de Txintxurrenea y entre los embalses de Usoz e Itoiz, se encuentra Otsa. Además de recorrer las desoladas calles de un pueblo vacío e imaginarte lo que pudo suceder allá antes de que todo el mundo desapareciera, puedes ir hasta el parque nacional Poche de Txintxurrenea y terminar la jornada con un paseo por el impactante monte Moriskoa.
El embalse de Itoiz, el pasado mes
El embalse de ItoizARCHIVO

Propuesta 4: conducir hasta Isaba para ver la cascada de Belabartze y adentrarte en los misterios de la cueva del Ibón

Una de las rutas más famosas de Navarra. Nos dirigiremos hasta el valle de Roncal para detenernos en Isaba; uno de los enclaves turísticos navarros lleno de historia y más reconocidos por los amantes de la nieve. En el pueblo donde tuvo lugar la batalla de Olast, podemos disfrutar de la arquitectura típica del Pirineo, además de visitar su bellísima iglesia dedicada a San Cipriano o deleitarse con la coqueta ermita de Idoia.
Cuando hayamos repuesto energías y nos encontremos listos para emprender la marcha, nos dirigiremos hacia el sendero que nos lleve hasta dos de las cientas joyas del valle. 
Una caminata de 35 minutos de naturaleza inigualable y llena de color que se nos hará corta. Tras pasar la hermosa (y pequeñita) ermita de Belén, nuestra primera parada será la misteriosa cueva del Ibón. El espectacular lugar nos hará volar la imaginación. Seguiremos por el sendero, y lo finalizaremos en  la cascada de Belabartze. Un espectáculo natural de inconmensurable belleza de donde no querrás salir.
Nieve Nevada Navarra
Los colores del otoño se mezclan con la nieve caída en el puerto, que ha visto cómo se ha cubierto la zona en la primera nevada de esta temporadaEFE/Jesús Diges

Propuesta 5: una visita guiada a la cueva de Mendukilo, soñar en la cascada de Ixkier y el nacedero del Larraún

A escasos minutos de Lekunberri, se encuentra la cueva de Mendukilo. Allí, podremos realizar una visita guiada. Al adentrarnos en ella, sentiremos las entrañas de la sierra de Aralar y los más pequeños se lo pasarán como nunca.
Tras la visita, iremos hasta Lekunberri, donde podremos elegir entre dos maravillosos senderos: el de la Vía Verde del Plazaola que nos lleve hasta la cascada Ixkier (36 minutos) o, por el contrario, el camino que nos guíe hacia el nacedero del Larraun, pasando por la localidad de Baráibar (1 hora y 17 minutos).
Te aseguramos que ambas opciones tienen una magia navideña inconmensurable. ¿Cuál escogerás…?
Detalle de la cueva de Mendukilo, en Astitz (valle de Larraun).
Detalle de la cueva de Mendukilo, en Astitz (valle de Larraun).Archivo/Eduardo Buxens

9 ideas caseras insuperables para días lluviosos

Tienes una taza de té chai humeante entre tus manos y te encuentras frente al cristal. La lluvia repiquetea en la ventana. Ves cómo las gotitas se deslizan juguetonas por el poyo y te dejas llevar por el relajante sonido del agua… De repente, sin esperarlo, casi como en una película de terror, el chillido de un niño irrumpe tu paz.
Dice que está aburrido y que quiere hacer algo contigo. No tienes ni idea de qué proponerle. “¿Por qué no abrirán los colegios en festivo?”, piensas en un momento de pánico.
Pues… ¡No te preocupes! Aquí te recomendamos 9 ideas caseras insuperables para días lluviosos

1. Tomar chocolate con churros en casa y, cuando llegue la hora de la cena, pedir una pizza a domicilio (¡prepara palomitas para la espera!) y hacer una maratón de las películas de Harry Potter.

2. Leer uno de los libros que tenías pendientes.

3. Probar chocolate con canela, topping de nata y echarle nubecillas (o marshmallows) como en una auténtica serie norteamericana.

4. Probar a realizar varias recetas de postres otoñales riquísimos: tarta de zanahoria, tarta de queso, rosquillas… ¡Échale imaginación para sorprender a tus exigentes (y familiares) comensales!

5. Adornar la casa para Navidad con los más pequeños. ¿Sabías que puedes personalizar tus propios ornamentos navideños con vuestras propias manos y darle un toque único a vuestro árbol?

6. Darle una oportunidad a la videoconsola y estrenar un juego nuevo. ¿Tal vez Minecraft, Fortnite, Tekken o… el mítico FIFA? ¡Quien pierda, friega los platos!

7. Juegos de mesa. Los niños se lo pasan en grande poniendo a prueba sus conocimientos y sus destrezas. Desempolva el viejo Monopoly, el Cluedo o… el clásico de clásicos: el Trivial. ¿Te atreves?

8. Dar un curso exprés. ¿Cuántas veces has querido hacer un cursillo online rápido de repostería, de panes y bollos o de fotografía? Pues ahora es tu oportunidad.

9. Colocar una diana o una canasta en la pared y batir a tus retoños en duelo. ¿Quién será el LeBron James de la temporada? ¿Y el MVP? ¡Quien pierda, saca la basura y hace la cena (no vale pedir una pizza…)!

volver arriba

Activar Notificaciones