Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Sorlada

La basílica de San Gregorio Ostiense

Entre Estella y Los Arcos, junto al municipio de Sorlada, se alza un templo que es una de las mejores muestras de arte barroco en Navarra

Ampliar La basílica de San Gregorio Ostiense
La basílica de San Gregorio Ostiense
  • P.D. Pamplona
Actualizado el 20/08/2020 a las 06:00
No muy lejos de Estella, en una pequeña colina a las afueras de la localidad de Sorlada, se alza una de las construcciones barrocas más relevantes de Navarra. En la ruta del Camino de Santiago que se dirige a Los Arcos vale la pena deternerse a contemplar el interior de este templo que se levantó en honor al que fue cardenal y obispo de Ostia, y uno de los primeros peregrinos: San Gregorio.

La basílica se levantó entre finales del siglo XVII y principios del XVIII. Sin embargo, su origen lo debe al descubrimiento del sepulcro del santo, del siglo XIII.

Al acercarse al lugar, se aprecia su barroquismo desde el mismo exterior. De hecho, las primera construcción de este estilo se halla en la portada, en lo que se denomina el muro de la Epístola, una versión más moderna de la de Santa María de Viana. Entre sus dos cuerpos de columnas salomónicas hay dos hornacinas con las figuras de San Pablo y San Pedro. Y en el cuarto de cúpula de la parte superior, una de San Gregorio Ostiense.

El templo es aún más sorprendente en su luminoso interior. Aunque la nave es de estilo neoclásico, el retablo mayor y la cúpula octogonal tienen una clara influencia rococó.

Las pinturas murales cuentan la sabiduría con la que el santo que da nombre a la basílica se enfrentó a una plaga cuando era un monje benedictino, en el siglo XI, y la protección que brindó a la zona. La construcción atesora las reliquias de San Gregorio. En el interior de una cabeza de plata se conservan restos óseos del santo.

A poca distancia también se puede recorrer la colina en busca de los conjuntos de piedras y monolitos que se hallan desperdigados en la zona y evocan a los moáis de la Isla de Pascua, en Chile.
POR DENTRO

Localidad: Sorlada.

Zona: Media.

Siglo de construcción:
XVII-XVIII.

Estilo: Barroco.

Dirección: Carretera Basílica San Gregorio Ostiense, s/n.

Teléfonos: 948534015 y
608967554.

Horario: Sábados de 10.30 a 13.15 horas; y de 16.45 a 18.30 horas. Otros días, cita previa.

Precio: la voluntad.
volver arriba

Activar Notificaciones