Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Noticia patrocinada Centro Médico Algine

“La prevención es la mejor de las estrategias para evitar enfermedades”

El cardiólogo Pedro Azcárate, del Centro Médico Algine de Pamplona, desglosa en este reportaje las causas más frecuentes de afecciones cardiovasculares en la tercera edad y da algunos trucos para poder evitarlas

El artista Manuel Álvarez García illustra en esta imagen los principales riesgos para la salud.
El artista Manuel Álvarez García illustra en esta imagen los principales riesgos para la salud.
Publicado el 20/11/2021 a las 06:00
La prevención siempre es la mejor de las estrategias para evitar enfermedades y este cuidado debe intensificarse en las personas mayores de 65 años -mucho más propensas que las jóvenes a sufrir problemas en el corazón-. “La insuficiencia cardíaca, las arritmias, los problemas en la válvula aórtica y, especialmente, las enfermedades coronarias son las más habituales en esta franja de edad. El origen de la insuficiencia cardiaca más frecuente radica en la aterosclerosis –acumulación de grasa y colesterol en las paredes de las arterias-”, detalla el cardiólogo Pedro Azcárate.
LA CARGA GENÉTICA, CLAVE 
Las causas de las afecciones cardiovasculares pueden ser diversas, el sobrepeso, los problemas de tensión, el abandono físico y mental del paciente o los antecedentes familiares. “Muchas guías no lo incluyen, pero la carga genética se antoja clave en la aterosclerosis. Cuando se presenta de manera precoz es importante hacer un seguimiento, un plan de acción que marque unas pautas claras en conjunción con otros profesionales”.
Clínica Azcárate cree en la simbiosis, trabaja con la Clínica TDN con la única finalidad de optimizar el servicio de los pacientes. “Como cardiólogo puedo decirle a un paciente que ande y fortalezca sus músculos pero, para eso, es trascendental el rol de la fisioterapia y de los preparadores físicos –tanto para la prevención como para el tratamiento-”. La saturación de las consultas reduce el tiempo dedicado a la atención de cada paciente, muchas veces no es factible detallar cómo debe alimentarse. La intervención de un nutricionista que concrete qué dieta debe llevar a cabo, ayudarle a comer mejor es una prioridad. Por otro lado, para el tratamiento de la salud mental es vital tener una buena atención psicológica. Muchos pacientes tienen problemas de sueño, sufren ansiedad o están en procesos de depresión.
COLABORACIÓN CON TDN CLÍNICA
La atención debe ser integral, focalizamos los esfuerzos en nuestra especialidad pero es preciso desarrollar un plan de actuación completo para el paciente, en estrecha colaboración con atención primaria. Es por ello que la colaboración con TDN Clínica (www.tdnclinica.es) busca colocar al paciente en el epicentro de la planificación de un plan de ejercicio terapéutico destinado a aumentar los niveles de salud y hábitos saludables de nuestros enfermos. Los doctores por UPNA, Igor Setuain y Fabricio Zambom, coordinan esta área de ejercicio y salud guiando un equipo de especialistas que tanto desde las ciencias del deporte y de la salud como desde la medicina y la nutrición asesoran al paciente en la consecución de su primer objetivo de rendimiento: la mejora de su estado de salud.
HÁBITOS SALUDABLES
Disponer de unos hábitos saludables es muy importante para evitar la mayoría de estas dolencias, otra vez más la prevención como clave. “El ejercicio físico es fundamental. Una tarea compleja debido al sedentarismo intrínseco de la sociedad pero crucial para eludir la atrofia muscular. Estamos hechos para andar y ni siquiera lo hacemos, los mínimos se sitúan en caminar dos horas semanales a paso rápido pero lo ideal sería andar 45 minutos cinco días por semana ya que el descanso también es importante”, afirma Azcárate.
Hacer ejercicio es una medicina propia, la actividad física provoca que el cuerpo produzca una serie de hormonas que mejoran el flujo de las arterias y disminuyen la grasa mala de nuestro metabolismo. Es importante para el corazón, pero también para fortalecer la musculatura y facilitar una buena calidad de vida en el paciente”, añade el cardiólogo. Por supuesto, no fumar y no abusar del alcohol son dos aristas fundamentales de la precaución: “Estamos tratando con la generación que recibió los mensajes de que fumar era guay y que tomar varias copas de vino diarias era bueno, la realidad es que hay que moderar mucho el consumo de alcohol”.
LA IMPORTANCIA DE LA MENTE
La mente es otra de las piedras angulares, a la par que olvidada en muchos diagnósticos. “Somos una sociedad con mucho estrés. Es importante meditar, aprender a parar. Hay una parte de la población mayor enganchada a la televisión y esta nos da noticias negativas todo el tiempo. Con la edad, la gestión del estrés externo cada vez es peor y podemos agobiarnos”, expone el doctor. Además, hay personas que se jubilan y no saben qué hacer. Es importante cultivar las aficiones. Y, por supuesto, descansar bien. “Las personas que no duermen bien son más propensas a desarrollar enfermedades, aparte de contar con más posibilidades de sufrir una enfermedad cardiovascular”. La alimentación, otro de los pilares de la prevención. Comer bien es básico, llevar una dieta mediterránea rica en frutas, verduras y hortalizas. Para más información, el doctor Azcárate tiene disponible su página web (www.doctorazcarate.com).
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones