Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Recetas con historia

Patatas a la Manarra, de Julio González Garbayo

La Manarra nunca pensó que aquella receta que hacía en el horno de leña que abrió junto a su marido iba a convertirse en una de las recetas más elaboradas y más disputadas entre sus vecinos de Fitero. Ésta es la receta con historia de hoy

Ampliar
Patatas a la Manarra, de Julio González Garbayo
  • HML Admin
Publicado el 21/10/2018 a las 06:00
“El éxito está completamente asegurado si se hacen en horno de leña”, afirma Julio González Garbayo sobre las patatas que todo el pueblo de Fitero heredó de La Manarra, la dueña del horno del pueblo allá por los años setenta. “Es una receta ideal para comer en cuadrilla, informalmente con un buen vaso de vino tinto, si es de Fitero mejor, claro. También es perfecta para iniciar a los más pequeños en la cocina”, dice convencido.
“Es importante lavar bien las patatas porque nos vamos a comer la piel, yo incluso tengo un estropajo destinado sólo a eso. La variedad también es importante, de piel fina, yo uso la Monalisa”, asegura González.

INGREDIENTES

  • Patatas medianas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Ajos
  • Perejil
  • Sal
  • Guindilla
  • Tiempo de preparación
  • Tiempo de cocción
  • Dificultad
  • Tipo de cocina

Preparación

  1. Lavamos las patatas con agua e incluso con un estropajo que esté limpio. Es importante hacerlo a conciencia porque nos vamos a comer la piel. Y la variedad de las patatas también es importante porque es mejor que tengan la piel fina. “Yo uso la variedad Monalisa”, asegura.

  2. Sin pelarlas pero dándoles unas puntadas las metemos en el horno enteras, a 180 grados durante aproximadamente tres cuartos de hora. Hasta que pinchemos y veamos que están hechas.

  3. Aprovechamos mientras se hacen las patatas en el horno para hacer el ajilimojili. Picamos los ajos, el perejil y la guindilla y le añadimos aceite de oliva virgen extra. “En Fitero tenemos muy buen aceite”, asegura. Tenemos que echar una buena cantidad, que quede ampliamente bañado. Y revolvemos todo bien para que se mezclan los sabores.

  4. Cuando las patatas ya estén listas dejamos que se enfríen y las cortamos por la mitad. Con la punta de un cuchillo hacemos unas marcas en forma de cuadrado y le echamos la sal, asegurándonos de que entra bien por todas la grietas. Y las pintamos con un poco del aceite del ajilimojili. Sólo aceite del que se queda por encima en el bol, para que se doren las patatas. Ya habrá tiempo de echar la mezcla del perejil, los ajos y la cayena.

  5. Metemos al horno las mitades de patata que acabamos de untar en aceite, las ponemos boca arriba, y cuando veamos que la piel está tostada las sacamos.

  6. Es entonces cuando las untamos bien con la ayuda de una brocha con el ajilimojili y las volvemos a meter al horno, sólo el tiempo que necesite el ajo para hacerse un poco. Unos cinco minutos. Pasado este tiempo sacamos las patatas y ¡a disfrutar!

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora